Conecte con nosotros

Cuba

Régimen cubano detuvo a 14 activistas del Movimiento San Isidro que mantenían una huelga de hambre en La Habana

Este jueves, un grupo de agentes del régimen cubano irrumpieron en la sede del Movimiento San Isidro en La Habana, arrestando a 14 activistas. Se reportó una caída masiva en los servicios de internet y se restringió el acceso a redes sociales mientras se realizaba el arresto.

Publicado

en

Órganos represivos del régimen castrista irrumpieron este jueves en la sede del opositor Movimiento San Isidro (MSI) en La Habana Vieja, arrestando a los 14 activistas que estaban en el interior del edificio, según reportes de medios independientes cubanos. 

Los activistas mantenían desde hace una semana una huelga de hambre y un plantón para exigir a la dictadura la liberación de uno de sus miembros, el músico Denis Solís, quien fue detenido el pasado 9 de noviembre, siendo condenado de manera arbitraria por el régimen a ocho meses de prisión por el delito de “desacato“, luego de que increpara a un miembro de la policía castrista que allanó de manera ilegal su casa. 

Además, los activistas exigían la devolución de víveres expropiados y el cierre de las tiendas en Moneda Libremente Convertible, en las que solo se puede pagar en moneda extranjera y con tarjeta, afectando a un gran sector de la población en la isla que tiene denegada esta posibilidad. 

Según reportes locales, al interior de la vivienda se vio una aglomeración de personas, en particular por decenas de agentes de la Seguridad del Estado, menos de media hora después de que se interrumpiera toda comunicación con los activistas en su interior.   

Los 14 activistas que permanecían en la sede del movimiento denunciaron horas antes de su detención en la Habana problemas con la conexión a internet y con el servicio telefónico de varios de ellos. El momento de la irrupción de la policía política y un grupo de supuestos médicos no pudo ser emitido en vivo por las redes sociales porque la estatal Empresa de Telecomunicaciones de Cuba S. A (ETECSA) lo impidió“, aseguraron por Twitter. 

Ad

Horas antes de ejecutarse este hecho, la periodista independiente Iliana Hernández logró captar a través de un video la llegada de tres presuntos médicos que se conducían en una ambulancia

Los personajes, que alegaban formar parte del personal sanitario vinculado a la supervisión de casos sospechosos de COVID-19, irrumpieron en la sede vestidos con el traje de bioseguridad, lo que provocó sospechas entre los presentes en la zona. 

Según el Diario de Cuba, los supuestos médicos solicitaron al periodista y director de la revista independiente El Estornudo, Carlos Manuel Álvarez, que los acompañara para “realizar una prueba PCR para Covid-19“, argumentando que la prueba que le realizaron al arribar a La Habana el pasado martes habría dado “alterada“.

Ante la insistencia de los “médicos” y a la negativa de los mismos para mostrar sus identificaciones, los activistas respondieron que Álvarez no saldría con ellos, al mismo tiempo que el periodista mostraba desconfianza hacia estos personajes, afirmando que “están recibiendo órdenes de la Seguridad del Estado”. 

Esta acción causaría el malestar de uno de los sujetos, que le indicó: “bajo esas circunstancias, tendremos que hacerle una denuncia”, hecho que podría haber causado la irrupción de las fuerzas represivas del régimen al lugar donde se encontraban los activistas. 

Momento en el que irrumpieron los supuestos médicos a la sede del Movimiento, horas antes de que las fuerzas represivas del régimen comunista capturaran a los activistas que se encontraban en el lugar. (14ymedio.com)

Ad

Según el portal Cibercuba, el Movimiento San Isidro, cuyo nombre proviene del barrio marginal en donde tienen su sede, nació en septiembre de 2018 como respuesta directa al Decreto 349, que amenazó con penalizar la libertad de creación artística y de expresión en Cuba que no adhiera a la ideología marxista del Estado cubano.

Tras la publicación del Decreto, un grupo de artistas y activistas se unieron en un conjunto de acciones para “promover, proteger y defender la plena libertad de expresión, asociación, creación y difusión del arte y la cultura en Cuba, empoderando a la sociedad hacia un futuro con valores democráticos”.

De esta manera, el Movimiento se ha comprometido con la lucha por la legalización de espacios autónomos para el arte y por la libertad de expresión en todas sus variantes. Todo esto a pesar de la constante criminalización del grupo por parte del régimen y sus aliados, y de los frecuentes arrestos y atropellos sufridos por sus miembros. 

Horas después de haberse llevado a cabo este acto de censura, los efectivos de la Policía cubana liberaron a una parte de los detenidos, quienes afirmaron que continuarán con las acciones de protesta para exigir la liberación de Denis Solís, así como también para luchar por la libertad de Cuba. 

“Lo único que han hecho es demostrarle al mundo que son una dictadura. Cada vez lo hacen peor. Esto continúa, esto va a continuar hasta que liberen a Denis (Solís). Vamos a seguir luchando por la libertad de Cuba”, expresó la periodista Iliana Hernández

Denis Solís, músico y activista del Movimiento San Isidro, acusado de “desacato” luego de enfrentar a un policía que irrumpió a la fuerza en su casa.


Por Miguel Barahona, para La Derecha Diario.

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Cuba

“Marcha por el Cambio”: Cuba sale a las calles nuevamente para protestar contra la dictadura comunista

Publicado

en

Sacudir una isla: las claves de la Marcha por el cambio en Cuba del 15 de noviembre.

La llamada “Marcha por el Cambio” fue convocada para este lunes 15 de noviembre en La Habana y otras ciudades cubanas. Después de que los impulsores, la plataforma opositora Archipiélago, anunciara la fecha, el régimen castrista declaró que la manifestación era ilegal y la consideró una “provocación desestabilizadora”. 

La movilización fue establecida para este lunes dado que hoy la dictadura comunista decidió abrir sus puertas al turismo internacional. Los extranjeros se encontrarán con una Cuba de protesta y rechazo al régimen, y no la Cuba turística que el dictador Díaz-Canel quería mostrar.

No se puede entender la marcha del 15-N sin las fechas del 27-N y del 11-J. La protesta de 300 jóvenes a las puertas del Ministerio de Cultura el 27 de noviembre de 2020, en demanda de libertad de expresión y el cese del hostigamiento contra los críticos con el Gobierno, se produjo tras la detención de varios miembros del disidente Movimiento San Isidro.

Aquella vez, la dictadura respondió con represión, y una petición de un diálogo que nunca se produjo, lo que sacudió el debate de la necesidad de cambios políticos en la isla. Esto se materializó en más de cincuenta ciudades de Cuba el 11 de julio de este año, motivadas por las profundización de la crisis económica, los cubanos salieron masivamente a las calles.

Las imágenes de la violencia policial y la detención de cientos de personas de manera arbritraria frenaron las movilizaciones, pero generaron un descontento más profundo que promete materializarse este 15-N.

Como nos contaban unos cubanos que entrevistamos en La Derecha Diario, la semilla de todas estas movilizaciones es el internet. En 2015, el régimen cometió el “error” de permitir que los cubanos puedan acceder a internet en sus casas.

Rápidamente, los cubanos consiguieron cambiar su dirección IP y accedieron al mundo de las redes sociales, a libros online prohibidos en la isla, y demás cosas que le abrieron la cabeza a los más jóvenes. De esto, no hay retorno, una generación entera ya tuvo la revelación de que existe algo llamado libertad.

Seguir Leyendo

Cuba

Después del #SOSCuba, la dictadura comunista aprobó una ley que censura totalmente el internet en la isla

Publicado

en

Aprobada a dedo por el dictador Díaz-Canel, fue dada a conocer mediante un extenso documento de 78 páginas, que presenta las “Nuevas normas jurídicas en materia de telecomunicaciones”.

La dictadura cubana publicó este martes una nueva “ley de telecomunicaciones” que censura totalmente las redes sociales y el Internet en la isla. Esta nueva legislación, que fue aprobada a dedo por el dictador Miguel Díaz-Canel, es una respuesta del régimen comunista contra las masivas manifestaciones que se organizaron en redes sociales entorno al hashtag #SOSCuba.

En medio de los reclamos de la población cubana y de la comunidad internacional, que fueron testigos de cómo el régimen de Díaz-Canel cortaba Internet para que no se difundieran imágenes de las protestas que estallaron el mes pasado, el régimen publicó un documento de 78 páginas, titulado “Las nuevas normas jurídicas en materia de telecomunicaciones”.

Hasta el momento, el Partido Comunista Cubano nunca había necesitado hacer un apagón del Internet como hasta ahora, y no tenía ningún marco legal que lo respaldara. Ahora, como se explica en el Anexo II, el documento dicta la tipificación de los incidentes de ciberseguridad y nivel de peligrosidad.

A partir de ahora, se arrestará a todo aquel que difunda una noticia que la dictadura considere como falsa. Lo mismo a aquellas personas que escriban o compartanmensajes ofensivos (memes, burlas, chistes) hacia el régimen.

La dictadura nunca supo bien cómo manejar el acceso a las redes sociales de los cubanos, y desde hace varios años permitió, completamente por omisión, habían relegado demasiada libertad para sus ciudadanos en Internet. Esto culminó en las protestas del mes pasado, que llevó a la dictadura a revisar su política respecto al acceso a la información online.

Con las redes, los cubanos pudieron descubrir todo lo que ocurría fuera de la isla y salir del adoctrinamiento único del régimen comunista. Ahora, los residentes de la Isla entrarán en un oscurantismo solo comparable actualmente a Corea del Norte.

El documento distingue entre seis categorías donde las fuerzas del régimen pueden intervenir, definidas como: 1- Daños éticos y sociales, 2-Desastres naturales, 3-Incidentes de agresión, 4- Contenido dañino, 5- Incidentes contra la dignidad y la individualidad y 6- Daños físicos.

1- Daños éticos y sociales:

Este categoría está dividida en tres subcategorías: 

1. Eco mediático de noticias falsas: el régimen lo define como la divulgación de noticias falsas”, “mensajes ofensivos” y “difamación con impacto en el prestigio del país. Esto puede llevar a arrestos a personas que usan las redes sociales diciendo cualquier cosa que no le guste a la dictadura, incluso por compartir una publicación de otro, algo muy común por ejemplo con los retweets de Twitter

2. Bloqueos masivos de cuentas de redes sociales: la dictadura la define como “afectaciones masivas a cuentas”. Este punto le permite a la dictadura intervenir en caso de que Twitter decida bloquear cuentas del rpegimen.

3. Difusión dañina: la misma es tipificada como la “difusión de contenidos que afectan contra los preceptos constitucionales, sociales y económicos del Estado, inciten a movilizaciones u otros actos que alteren el orden público y difundan mensajes que hacen apología a la violencia”. En la misma línea que el punto 1, considera un crimen contra la ciberseguridad hablar en contra del modelo comunista cubano.

Las tres tienen un Alto nivel de peligrosidad, incluso algunas Muy Alto.Tipificación de los incidentes de ciberseguridad y nivel de peligrosidad

2- Desastres naturales:

Dentro de este ítem, en una sola subcategoría, están los terremotos, las inundaciones, los huracanes y derrumbes. El nivel de peligrosidad es “Muy alto” debido a que pueden provocar “la interrupción o destrucción, parcial o total, de la infraestructura informática de comunicación o comprometer la seguridad de la información”.

En este punto el régimen de adjudica el derecho a cerrar Internet para que no haya “información falsa” en las redes sociales respecto a posibles desastres naturales.

3- Incidentes de agresión:

Esta categoría tiene tres subcategorías tipificadas de la siguiente manera: 1- Ciberterrorismo, 2-Ciberguerra y 3- Subversión social.

1. Ciberterrorismo: es definido como aquellas “acciones mediante el uso de las TIC (tecnologías de la información) cuya finalidad es subvertir el orden constitucional, o suprimir o desestabilizar gravemente el funcionamiento de las instituciones políticas y de masas, las estructuras económicas y sociales del Estado, y obligar a los poderes públicos a realizar un acto o abstenerse de hacerlo”. También se refiere a “alterar gravemente la paz pública”.

2. Ciberguerra: es definido como los “métodos de guerra no convencional y acciones ofensivas de carácter militar empleados para derrocar el gobierno mediante el uso de las TIC con desarrollo de ataques cibernéticos a infraestructuras críticas para justificar acciones políticas, económicas, subversivas o de injerencia”.

3. Subversión social: este ítem es el que habría sido activado durante las últimas protestas, el régimen dice que significa “pretender alterar el orden público y promover la indisciplina social” a través del internet.

4- Contenido dañino:

Aquí la dictadura hace referencia al fraude, que consiste en una “acción que resulta contraria a la verdad y a la rectitud que perjudica a personas e instituciones del Estado”. Tiene un “Muy Alto” nivel de peligrosidad.

5- Incidentes contra la dignidad y la individualidad:

Esta categoría está dividida en tres subcategorías: 1-Pornografía, 2-Ciberacoso y 3-Engaño pederasta (grooming). Las primeras dos tienen un nivel medio de peligrosidad, mientras que la última tiene un nivel alto.

6- Daños físicos:

En este punto está, por un lado, las afectaciones en el sistema de comunicaciones por fuego, escapes de gas o agua, polución, rotura de cables, etcétera; y, por otro lado, el robo de equipamiento informático. Ambas con un nivel de peligrosidad alto. Las tres son definidas como de “muy alto nivel de peligrosidad”.Tipificación de los incidentes de ciberseguridad y nivel de peligrosidad

Seguir Leyendo

Cuba

En vez de condenar la dictadura comunista en Cuba, Bachelet pide desde la ONU que se levante el embargo

Publicado

en

En medio del levantamiento popular en Cuba, la Alta Comisionada para los Derechos Humanos no condenó a la dictadura castrista, si no que le exigió a los Estados Unidos que le quiten las sanciones al régimen.

La ex presidente chilena Michelle Bachelet, en su actual cargo de Alta Comisionada de las Naciones Unidas (ONU) para los Derechos Humanos, pidió este viernes 16 de julio por medio de un comunicado “liberar a Cuba de las sanciones económicas adoptadas por los Estados Unidos, mensaje que ratificó nuevamente este miércoles 21.

Según la funcionaria, el embargo que existe desde 1962 contra la dictadura cubana “impacta negativamente” contra la población de la isla, “en medio de la emergencia sanitaria provocada por la pandemia del COVID-19“.

La mandataria se negó a condenar la dictadura comunista, y lo máximo que atinó a decir fue: “Estoy muy preocupada por el presunto uso excesivo de la fuerza en contra de manifestantes en Cuba y el arresto de un gran número de personas, entre ellas varios periodistas“.

Sin embargo, dijo que las protestas fueron por el embargo, no por el rechazo generalizado al sistema comunista. “Las protestas en Cuba tienen lugar en el contexto de una difícil situación económica. Los manifestantes han exigido el levantamiento de medidas económicas que han restringido el acceso de la población a bienes básicos, como alimentos, medicinas y vacunas contra la COVID-19″, asegura Bachelet en su comunicado.

Seguir Leyendo

Trending