Conecte con nosotros

Economía

La inflación anualizada cerró en 42,4% en julio: ¿Desaceleración de precios o efecto cuarentena?

El INDEC anunció que el IPC para el mes de julio aumentó un 1,9%, y la inflación se estabilizó en torno al 42,4% interanual. El “IPC núcleo” aumentó un 2,5%, muy por encima del promedio general.

Publicado

en

El pasado jueves 13, el INDEC informó que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) registró un aumento del 1,9% en julio, una cifra ligeramente inferior a la del mes anterior. Desde el pasado mes de abril, las cifras mensuales indican que la inflación permanece “dormida”, y lo cierto es que existen razones para justificar este comportamiento. 

Si se comparara el actual nivel de precios con el que había en julio del 2019, la inflación anualizada ronda en torno al 42,4%, teniendo en cuanta el promedio general. Este dato sería el más bajo registrado por el organismo, desde septiembre de 2018. 

La canasta utilizada para medir el IPC contiene una gran variedad de bienes y servicios, algunos con aumentos de carácter estacional, y otros fuertemente regulados por el Estado. Si se excluyen de la medición a estos bienes y servicios con un comportamiento extraño o ajeno al resto, el IPC núcleo fue del 2,5%, lo que implica una inflación anualizada del 46,2%

Resulta importante destacar el creciente desorden en los precios relativos, principalmente de aquellos bienes y servicios con una gran carga regulatoria. La diferencia entre la inflación de los precios regulados y los no regulados, es cada vez más preocupante. 

Ad

Mientras que el IPC general cerró en 1,9%, los precios regulados solamente aumentaron un 0,5%. El gobierno kirchnerista decidió continuar con la agenda del congelamiento tarifario, y el desequilibrio es cada vez mayor. 

La inflación anualizada de este tipo de bienes y servicios regulados fue del 23,6%, prácticamente la mitad de la cifra para el promedio general. Esto muestra una clara idea de la magnitud del desorden en la economía argentina. 

Este tipo de medidas constituyen una herramienta temporal para contener la inflación, a costa de un enorme esfuerzo por parte del Estado en materia de subsidios, gastos que no está en condiciones de hacer. 

La inflación anualizada para los bienes del sector “alimentos” se mantuvo en sintonía con la inflación núcleo, y cerró en torno al 46%. Por este motivo, mientras la inflación se mantiene aparentemente dormida, el aumento de precios se hace sentir con fuerza en el bolsillo de la gente. El consumo de alimentos fue el menos afectado por las condiciones anormales que implica el aislamiento social. 

Dentro de los rubros correspondientes a los bienes y servicios no regulados por el Estado, “equipamiento y mantenimiento del hogar” mostró el mayor aumento de todos, alrededor de un 3,9% mensual. 

Por su parte, “recreación y cultura” registró el segundo mayor aumento, cerrando con un 3,3% mensual.
Aunque la economía mantiene muy bajos niveles de actividad, en lo que se podría denominar una formal depresión económica, los precios siguen subiendo. 

Ad

La inflación acumulada entre enero y julio alcanzó el 15,8%. Todos los indicadores macroeconómicos y monetarios apuntan a una “presión deflacionaria”, pero la disfuncional política monetaria argentina mantiene los precios en alza. 

Con el comportamiento actual de los precios, el oficialismo justifica la política monetaria del gobierno, desestimando los resultados inflacionarios de la emisión monetaria. La heterodoxia argentina apuntó contra los lineamientos del ex presidente del Banco Central, Guido Sandleris, acusándolo de implementar una dura política monetaria contractiva. 

Sin embargo, la variación de los precios no es anormal, lo anormal son las condiciones resultantes que produce el aislamiento social y la depresión económica. La inflación también permanece en cuarentena. 

Según las propias estimaciones del Banco Central, la velocidad de circulación del dinero en la economía cayó a mínimos históricos. 

El BCRA estimó que la velocidad fue la más baja desde 1975, un dato crucial para determinar el comportamiento de los precios.
Existen numerosas maneras indirectas para poder estimar esta velocidad de circulación, pero todas ellas evidencian una caída muy pronunciada de la misma. 

Ad

Comparando el comportamiento de la base monetaria (el agregado monetario conocido como M0), y la producción agregada nominal, la caída en la velocidad del dinero fue más de un 26% desde que se implementó la cuarentena en marzo. 

El Banco Central utiliza también otros agregados monetarios para estimar cada velocidad de circulación correspondiente, así como el nivel de rotación de los depósitos bancarios. En todos los casos, la velocidad del dinero se desplomó. 

Aún con el trabajo de flexibilización en muchas provincias, la velocidad del dinero repuntó muy poco desde abril, y permitió un cierto incremento en materia de actividad. Pero el aislamiento para la región del AMBA continúa destruyendo empleos y negocios.

Contrario a los lineamientos del kirchnerismo, la emisión monetaria récord no se tradujo en un aumento similar del nivel de precios porque las circunstancias anormales impidieron que esto ocurra, como está previsto desde una visión cuantitativa del dinero. 

Conforme se logre un avance hacia la normalización de la actividad económica y del funcionamiento en la economía, la presión inflacionaria se hará cada vez más notable. Se espera que este efecto llegue para el cuarto trimestre, y la inflación esperada oscila en torno al 60% anual para 2020. 

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Usted debe estar conectado para publicar un comentario Inicio de sesión

Deja una Respuesta

Economía

Briones expuso su postura a favor del Rechazo y señaló que “los derechos sociales cuestan plata”

Publicado

en

“Si gana el Apruebo, yo no veo nada en el texto constitucional que sea proinversión, nada”, enfatizó Ignacio Briones.

Queda una semana para que se lleve a cabo el plebiscito de salida, instancia en donde la ciudadanía votará Apruebo o Rechazo a la propuesta de nueva Constitución que redactó la Convención Constitucional y que entregó de manera oficial el pasado 4 de julio al Presidente Gabriel Boric. 

El ex ministro de Hacienda y ex candidato presidencial, Ignacio Briones, fue invitado a un nuevo capítulo de Tú Decides, en donde expuso su postura a favor del Rechazo. 

En la entrevista se le preguntó cuál era su opinión opinión con respecto al plebescito, Ignacio Briones respondió que “como la inmensa mayoría de los chilenos, yo voté Apruebo con convicción y lo volvería a hacer porque creo que Chile necesita una nueva Constitución, una que signifique unidad, y esa es la principal razón por la cual yo hoy día Rechazo”.

“La verdad es que hace bastante tiempo que tomé esta decisión. Yo seguí el proceso semanalmente. Leí el borrador y el documento legal varias veces. He llegado a la convicción de que este no es un buen texto para Chile”, indicó. 

“Yo entiendo que hay legítimas opiniones distintas. Es importante reconocer esto. Esto no puede ser una batalla, una guerra campal, necesitamos respetarnos. Hay argumentos a favor y en contra. Hay cosas buenas del texto, pero a mí el agregado me parece que es un mal texto para Chile”, resaltó. 

“Sobre todo, más allá de lo técnico de cada artículo, creo que lo fundamental, y creo que así lo sienten los chilenos y chilenas, es que esta no es una Constitución de unidad. Los chilenos están divididos frente a este texto. Para mí es fundamental que podamos volver a mirar al futuro, que podamos dejar atrás este momento duro, esta crisis política que hemos tenido en Chile, y para eso se requiere unidad como condición necesaria, y este texto no lo es”, indicó. 

“Partió con 80%, y hoy día las encuestas lo dan por abajo del 50%. Entonces, démonos la chance de tener una buena Constitución que nos una, que nos permita mirar a futuro. Creo que ese es el llamado”, agregó. 

Qué propone económicamente la nueva Constitución 

Tras los aumentos en el costo de la vida, uno de los temas que más preocupa a la ciudadanía es el ámbito económico en la propuesta de nueva Constitución que se votará el 4 de septiembre. 

Sobre esto, el ex ministro Ignacio Briones aseguró que “yo creo que es muy importante cuando uno habla de economía aterrizar el concepto, porque para muchas personas la economía aparece como algo distante, lejano, y la verdad es que nos toca en el día a día”.

“Las familias hoy en día lo saben. La inflación les pega fuerte. Saben también que si la economía no anda bien, las pegas no andan bien, los emprendimientos no andan bien”, afirmó. 

“Este texto constitucional, y lo voy a decir con toda franqueza, no tiene nada que sea pro crecimiento ni pro inversión. Eso lo necesitamos como nunca. Necesitamos generar empleo, mirar para adelante e inversión. La verdad es que esto se hace cuesta arriba, pero aún más”, señaló. 

“Todos queremos avanzar en derechos sociales. Yo comparto eso, creo que es una de las cosas buenas de la Constitución, sin prejuicio que difiero en la bajada. Pero el objetivo lo comparto al 100%. Necesitamos más igualdad, una cancha más pareja”, aseveró.

“Necesitamos entender que avanzar en derechos sociales no es incompatible, por el contrario, es funcional a tener un mayor crecimiento, más inclusivo, verde y sustentable. Pero esos derechos sociales cuestan plata, quienes me escuchan lo saben. Cuando uno quiere mejorar la casa cuesta plata”, aseguró. 

“Y la plata del Estado viene de los impuestos, de las personas. Y si la economía no crece, tampoco crece la recaudación. Acá no hay que engañar a las personas, esto es un esfuerzo grande, y para eso necesitamos que la recaudación aumente para poder financiar aquello”, comentó. 

Seguir Leyendo

Economía

Inflación no cede en julio: IPC sube un 1,4% por la presión en las alzas en transportes y alimentos

Publicado

en

En julio de 2022, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) anotó un aumento mensual de 1,4%, acumulando alzas de 8,5% en lo que va del año y 13,1% a 12 meses.

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) subió en julio un 1,4%, informó el lunes el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), en una variación que superó las expectativas y que fue empujada por las alzas en transportes y alimentos.

De esta manera, el IPC acumuló alzas de 8,5% en lo que va del año y 13,1% a 12 meses, en el mayor registro anualizado desde marzo de 1994. 

“Diez de las doce divisiones que conforman la canasta del IPC aportaron incidencias positivas en la variación mensual del índice, una presentó incidencia negativa y una registró nula incidencia”, dijo el INE.

“Entre las divisiones con alzas en sus precios destacaron transporte (3,4%), con 0,492 puntos porcentuales (pp.), y alimentos y bebidas no alcohólicas (1,9%), con 0,393 pp. La división que registró disminución en sus precios fue vestuario y calzado (-2,7%), con -0,079 pp”, agregó.  

Analistas esperaban una variación de 1,3% de acuerdo con la encuesta de Bloomberg y de 1,2% según la Encuesta de Operadores Financieros (EOF) que publicó hace una semana el Banco Central.

Seguir Leyendo

Economía

Asociación de Isapres advierte que el país no está preparado para que las instituciones privadas “cierren de golpe”

Publicado

en

Desde la Asociación de Isapres ven con “preocupación” los dichos del director de Fonasa, Camilo Cid, quien aseguró que con la implementación del Fondo Universal de Salud se busca que estas instituciones “desaparezcan del mapa de la seguridad social”.

La Asociación de Isapres respondió a las palabras del director de Fonasa, Camilo Cid, quien aseguró que con la implementación del Fondo Universal de Salud se busca que estas instituciones “desaparezcan del mapa de la seguridad social”. A través de un comunicado, las Isapres dijeron que estos dichos generan “preocupación.

“Al resto de los cotizantes que voluntariamente suscriben al sistema, como a sus familias e hijos, las declaraciones que anuncian un término del sistema generan profunda preocupación. El país está preparado para discutir una reforma de salud, pero no para que las Isapres cierren de golpe”, dijeron desde la Asociación de Isapres.

“En ese contexto, si bien hay consenso en el diagnóstico de los problemas que afectan al sistema y sobre la necesidad de abordarlos, es necesario que los cambios sean paulatinos y no gatillados por una crisis que tenga como punto de partida el término forzoso y abrupto del sistema Isapre”, añadieron.

Precisamente la ministra de Salud, María Begoña Yarza, se refirió a las declaraciones del director de Fonasa y aseguró que los cambios, con la implementación del Fondo Universal de Salud, será paso a paso.

“Nosotros creemos que la seguridad social que hoy tenemos va a transitar a otra forma de seguridad social y allí tendremos los seguros y los seguros complementarios”, explicó Yarza. 

“Este Ministerio de Salud también está empeñado que este tránsito cuide a las personas que están en las Isapres. Por tanto, el camino que hemos pensando transitar es un camino paso a paso, participando todos los incumbentes y con un foco muy primordial en el cuidado de las personas”, recalcó la titular del Minsal.

Desde la Asociación de Isapres recalcaron que actualmente están en una “situación crítica” e incluso corren riesgo de sufrir un “desenlace abrupto”.

“Creemos que el énfasis no debe estar puesto en desmantelar el sistema privado, sino en lograr que todas las personas tengan acceso a tratamientos y prestaciones de manera oportuna. Sin embargo, lo que hemos visto hasta ahora son acciones tendientes a eliminar a las Isapres, en lugar de dar respuestas concretas a la demanda de la ciudadanía, que quiere soluciones a sus problemas de salud. Lo que uno esperaría es que, si se va a poner fin a algo en materia de salud, que sea a las listas de espera, a los problemas de falta de médicos, de eficiencia, insumos o infraestructura, que afectan diariamente a los chilenos”, acusaron.

Seguir Leyendo

Trending