Conecte con nosotros

Chile

Nuevas normas aprobadas por la Convención Constitucional: desde derechos de animales hasta reconocimiento de la “funga”

Publicado

en

La comisión de la Convención concluyó con la discusión y votación inicial del primer bloque temático que tenían que abordar. Aún resta la discusión y votación en particular.

La Comisión de Medioambiente concluyó este fin de semana la votación en general de las normas que propondrán al pleno de la Convención Constitucional. Todavía les falta un paso más: la discusión y votación en particular de cada uno de los artículos que ya visaron, pero dada la composición de esa comisión, lo más probable es que buena parte de esas normas pasen invictas por el debate en particular y avancen a la siguiente etapa.

En total, Medioambiente propone preliminarmente 105 artículos y cinco disposiciones transitorias, solo para el primer bloque de discusión, que corresponde a Crisis Climática, Medioambiente, biodiversidad, principios de la bioética y bienes naturales comunes; derechos de la naturaleza; derechos de la vida no humana; deberes y principios; y democracia ambiental, derechos de acceso a la participación, información y justicia Ambiental.

Sobre los bienes naturales, Medioambiente aprobó varios artículos. Uno de ellos define bienes comunes naturales como “aquellos elementos o componentes de la Naturaleza que son comunes a todos los seres vivos, pueblos y naciones de Chile, incluidas las generaciones futuras. No son susceptibles de propiedad ni dominio alguno y existe un interés general prioritario en su preservación. Nadie puede apropiarse de los bienes comunes“.

Los bienes naturales: inapropiables

Según el texto, los títulos administrativos de uso de estos bienes serán entregados por el Estado de forma temporal, sujetos a causales de caducidad y revocación, contendrán obligaciones específicas de conservación, serán objeto de limitaciones, restricciones y regulaciones y no generarán derechos de propiedad.

La norma señala que hay bienes naturales que no podrán ser objeto de títulos administrativos de uso, “como el aire, los glaciares y la criosfera, el fondo marino, la alta montaña y otros que determine la ley“.

En la lista de los bienes naturales comunes aparecen: agua, los cuerpos de aguas y sus interfaces como humedales, salares, pompones, turberas, entre otros; Mar, incluido la altamar, el mar y sus distintas formas de vida, las playas, riberas, fondo marino, borde costero y las interfaces de territorio y maritorio; aire, atmósfera y viento; alta montaña; criósfera y glaciares; radiación solar; clima; subsuelo; y aquellos que la ley declare como bienes naturales comunes.

Otro artículo indica que el Estado deberá garantizar la distribución equitativa de los beneficios generados por el aprovechamiento de bienes naturales comunes, “priorizando las comunidades indígenas y locales donde se encuentran los bienes y las directamente afectadas por su intervención“.

El acceso a la naturaleza y la gestión de residuos

Los constituyentes de Medioambiente también aprobaron normas sobre el acceso a la naturaleza, como el “deber del Estado de garantizar el derecho de uso y acceso gratuito, eficaz, seguro y responsable con los ecosistemas, a las playas de mar, ríos, lagos y rutas ancestrales costeras”; y la “obligación del Estado de garantizar el derecho de acceso a la montaña, así como el derecho de uso de senderos ancestrales”.

Reconocimento de animales y fungi

El viernes, la instancia aprobó el “reconocimiento constitucional del reino Fungi y la funga”. La norma establece que “el Estado reconoce y se refiere al reino Fungi como un equivalente a los reinos Plantae y Animalia“, y le asigna la responsabilidad de asegurar su existencia y conservación.

Sobre los animales, la comisión los reconoció hasta ahora como sujetos de derecho y que “el Estado garantizará la protección y mayor respeto de todos los animales, en su calidad de individuos sintientes, y les reconoce los siguientes derechos: a vivir una vida libre de maltrato y al resguardo de su hábitat natural y a la no extinción de su especie“.

Además, agregaron que “la fauna silvestre no será objeto de exhibición“, en directa relación con los zoológicos y ese tipo de establecimientos.

Derechos de la naturaleza y acción climática

Una de las más grandes innovaciones de la comisión, y que promueven principalmente los ecoconstituyentes, es reconocerle derechos a la naturaleza. En la instancia visaron que “la naturaleza, mapu, pachamama, pat’ta hoiri, jáu, merremén, o sus equivalentes en las cosmovisiones de cada pueblo, donde se reproduce y realiza la vida en sus diversas formas (…) tiene derecho a que se respete y proteja integralmente su existencia, hábitat, bienestar, restauración, mantenimiento y regeneración de sus ciclos vitales, estructura, funciones, procesos evolutivos y, la interacción sistémica y recíproca entre sus distintos componentes”.

En tanto, sobre la crisis climática, la comisión propuso incorporar a la Constitución el principio de “acción climática justa”, y someter “la actuación del Estado y de todas las personas” a este.

Además, aprobaron que “se podrá declarar estado de excepción climático y ambiental”, que tendrá por objeto “asegurar los derechos reconocidos en esta Constitución frente a los riesgos asociados a la crisis climática y socioambiental”.

El texto también dice que, con ese fin, la autoridad únicamente podrá restringir “el ejercicio de los derechos y las libertades de carácter económicos, como el derecho de propiedad y la libertad de empresa y comercio“.

Principios y democracia ambiental

La Constitución podría pasar de simplemente considerar que las personas tienen derecho a vivir en un “medioambiente libre de contaminación”, a incorporar una larga serie de principios relacionados. La comisión definió que “son principios de la protección de la naturaleza y las normas sobre sus elementos y componentes, los principios: biocéntrico, precautorio, no regresión, progresividad, preventivo, justicia ambiental y ecológica, solidaridad intra e intergeneracional, in dubio pro natura, responsabilidad, transparencia, rendición de cuentas y máxima publicidad”.

Finalmente, reconocen el derecho de las personas de acceder a información ambiental pública y el acceder a justicia en asuntos ambientales. Y que, para autorizar actividades económicas o productivas que impliquen riesgo para la salud de la población, efectos significativos sobre la cantidad y calidad de los recursos naturales, reasentamiento de comunidades humanas, entre otros, el Estado tendrá que realizar una consulta comunal vinculante, libre, secreta e informada.

Chile

Repudio a la nueva Constitución: la izquierda empapeló Santiago de Chile

Publicado

en

Este lunes, Gabriel Boric recibe formalmente la propuesta de la nueva Constitución en un acto oficial de la Convención Constituyente.

Sin embargo, grupos de izquierda salieron en repudio tanto del presidente como de la nueva Carta Magna ya que fue escrita con tal nivel de extremismo que todo indica a un Rechazo en el plebiscito de salida de septiembre.

En vez de establecer un Estado de Bienestar como reclama gran parte de la izquierda chilena, los constituyentes, en su mayoría militantes comunistas o indigenistas, incorporaron ideología de género, plurinacionalismo, justicias paralelas, desmantelación del Senado, y expropiaciones, entre otras cosas.

Dado el extremismo de ideas que llevaron a esta nueva Constitución, las principales encuestadoras anticipan un triunfo del voto «Rechazo» en las urnas el 4 de septiembre, cuando los chilenos tendrán la última oportunidad de rechazar el nuevo texto fundacional.

La reacción fue visible: empapelaron la capital, Santiago de Chile, ayer por la noche en anticipo del arribo de Boric al ex Congreso Nacional, de carteles pidiendo la renuncia del mandatario. Boric se puso al hombre la campaña del «Apruebo» y también le recriminan que su mala imagen tiró abajo la posibilidad de que gane la opción del apruebo.

Carteles de «Nos cagaron estos weones» y «Renuncia Boric» aparecieron por toda la ciudad el domingo a la noche, recriminando «Chile se desangra». Sin lugar a dudas, estos reclamos fueron vistos por los 600 participantes del acto de cierre de la Convención.

Seguir Leyendo

Chile

Presentan la nueva Constitución comunista de Chile: Estado Plurinacional, Justicias indígenas paralelas y expropiaciones

Publicado

en

El texto es presentado a la ciudadanía y entregado al presidente chileno, el comunista Gabriel Boric, en una ceremonia.

Este lunes se presenta formalmente la nueva Constitución chilena, con la presencia del presidente Gabriel Boric y demás funcionarios del gobierno y redactores constituyentes, aunque sin la participación de ex mandatarios.

El órgano constituyente tardó casi un año en escribir la nueva Carta Magna que reemplazará a la actual, heredada de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) y que fue la piedra angular del milagro económico chileno.

Con un total de 499 artículos, se trata del primer documento completo que produjo la Convención, y contiene lenguaje inclusivo, artículos enteros destinados a entregarle privilegios a las comunidades indígenas, se declara la posibilidad de expropiar bienes privados y se establece un duro marco normativo para explotación de recursos naturales.

El preámbulo, en lenguaje inclusivo y reconociendo un Estado plurinacional, leerá: “Nosotras y nosotros, el pueblo de Chile, conformado por diversas naciones, nos otorgamos libremente esta Constitución, acordada en un proceso participativo, paritario y democrático”.

Este lunes se presenta formalmente la nueva Constitución chilena, con la presencia del presidente Gabriel Boric y demás funcionarios del gobierno y redactores constituyentes, aunque sin la participación de ex mandatarios.

El órgano constituyente tardó casi un año en escribir la nueva Carta Magna que reemplazará a la actual, heredada de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) y que fue la piedra angular del milagro económico chileno.

Con un total de 499 artículos, se trata del primer documento completo que produjo la Convención, y contiene lenguaje inclusivo, artículos enteros destinados a entregarle privilegios a las comunidades indígenas, se declara la posibilidad de expropiar bienes privados y se establece un duro marco normativo para explotación de recursos naturales.

El preámbulo, en lenguaje inclusivo y reconociendo un Estado plurinacional, leerá: “Nosotras y nosotros, el pueblo de Chile, conformado por diversas naciones, nos otorgamos libremente esta Constitución, acordada en un proceso participativo, paritario y democrático”.

La nueva Constitución establece un nuevo Estado chileno, institucionalizando la ideología de género, el indigenismo, y las justicias paralelas. En el capitulo 1, artículo 2, se establece el sistema político chilena como una “Democracia paritaria“.

El Estado reconoce y promueve una sociedad en la que mujeres, hombres, diversidades y disidencias sexogenéricas participen en condiciones de igualdad sustantiva, reconociendo que su representación efectiva en el conjunto del proceso democrático es un principio y condición mínima para el ejercicio pleno y sustantivo de la democracia y la ciudadanía“, lee el artículo constitucional.

En el artículo 4 se establece a Chile como un Estado Plurinacional: “Chile es un Estado Plurinacional e Intercultural que reconoce la coexistencia de diversas naciones y pueblos en el marco de la unidad del Estado“.

Incluso, en el mismo artículo, enumera las naciones indígenas que ahora tendrán rango constitucional, al mismo nivel que el ser chileno: “Son pueblos y naciones indígenas preexistentes los Mapuche, Aymara, Rapa Nui, Lickanantay, Quechua, Colla, Diaguita, Chango, Kawashkar, Yaghan, Selk’nam y otros que puedan ser reconocidos en la forma que establezca la ley“.

En el artículo 5, se les otorga autonomía e incluso se le da reconocimiento de sus tierras: “Los pueblos y naciones indígenas preexistentes y sus miembros, en virtud de su libre determinación, tienen derecho al pleno ejercicio de sus derechos colectivos e individuales. En especial, tienen derecho a la autonomía y al autogobierno, a su propia cultura, a la identidad y cosmovisión, al patrimonio y la lengua, al reconocimiento de sus tierras“.

Por último, se otorgan cupos políticos a los indígenas. Esto quiere decir que todos los organos del Estado deberán tener obligatoriamente un mínimo de representantes indígenas. En el mismo artículo 5: “El Estado debe garantizar la efectiva participación de los pueblos indígenas en el ejercicio y distribución del poder, incorporando su representación en la estructura del Estado, sus órganos e instituciones, así como su representación política en órganos de elección popular a nivel local, regional y nacional“.

Más adelante, se le cambia el nombre a la cámara baja, para pasarlo a lenguaje inclusivo, y se establece paridad de género y cupos indígenas: “El Congreso de Diputadas y Diputados es un órgano deliberativo, paritario y plurinacional que representa al pueblo“.

Chau Senado. La nueva Constitución reemplaza el Senado por la Cámara de las Regiones. “La Cámara de las Regiones es un órgano deliberativo, paritario y plurinacional de representación regional encargado de concurrir a la formación de las leyes de acuerdo regional y de ejercer las demás facultades encomendadas por esta Constitución“, explica, y aclara: “Sus integrantes se denominarán representantes regionales“.

Toda la Constitución está escrita en lenguaje inclusivo. Por ejemplo, en el artículo 23: “La Presidenta o Presidente de la República tendrá la potestad de dictar aquellos reglamentos, decretos e instrucciones que crea necesarios para la ejecución de las leyes”.

Tras la presentación formal, la ciudadanía tendrá una última oportunidad de evitar que esta locura se haga ley. El próximo 4 de septiembre, los chilenos irán a las urnas para marcar una de las dos opciones en la papeleta “Apruebo” o “Rechazo”. En caso de ganar el rechazo, toda la Constitución será descartada, y en caso contrario, la actual quedará descartada y esta nueva entrará en efecto.

A partir de este lunes, estará disponible en el sitio web www.chileconvencion.cl para que cualquier persona pueda acceder libremente a leer la nueva Constitución y tras esto tomar una decisión final en la votación del plebiscito de salida.

Seguir Leyendo

Chile

Acusación constitucional contra Izkia Siches: la ministra será representada por Elisa Walker

Publicado

en

La noticia fue informada durante este viernes por el Ministerio del Interior ante la acusación constitucional impulsada por opositores al Gobierno.

Este viernes, el Gobierno del Presidente Gabriel Boric confirmó que la abogada Elisa Walker Echenique representará a la ministra del Interior Izkia Siches ante la acusación constitucional.

A través de un comunicado de prensa, informaron que “la ministra del Interior y Seguridad Pública, Izkia Siches Pastén, informa que la abogada Elisa Walker Echenique asumirá su representación de cara a la acusación constitucional presentada por diputados y diputadas del Partido Republicano“.

En ese sentido, precisaron que la abogada de la Universidad de Chile posee un máster en filosofía política y del derecho de la University College London y “una amplia trayectoria en derecho público”.

La confirmación de que Walker Echenique representará a la ministra del Interior se da semanas después que la bancada del Partido Republicano confirmara la presentación de la acusación constitucional.

La acusación fue ingresada a trámite el pasado 15 de junio, alegando que se responsabiliza a la secretaria de Estado por el control de la delincuencia y hechos de violencia, apuntando que “comprometió gravemente el honor y seguridad de la nación, infringió la Constitución y las leyes y dejó estas sin ejecución”.

Por lo pronto, los diputados encargados de analizar la acusación son Christian Matheson (IND-Evópoli), María Candelaria Acevedo (PC), Natalia Romero (IND-UDI), Fernando Bórquez (UDI) y Christian Moreira (UDI).

Seguir Leyendo

Trending